Nacional

MUJERES, LAS OTRAS VÍCTIMAS DEL NARCO

920_Mujeres_16_17_1334

 

  1. Jesús Lemus

 

Además de las miles de muertes que ha dejado la Guerra contra el Narco en México, la CNDH ha reportado que la mayoría de las más de 73 mil presas en cárceles mexicanas sufrieron abuso y violencia por parte de las fuerzas federales, antes de ser recluidas

Entre los daños que ha dejado la Guerra contra el Narco, que emprende el Estado mexicano desde hace casi 11 años, resalta la violencia a la que se ha sometido a las mujeres, uno de los sectores más vulnerables y que se le ha tratado, por parte de las fuerzas federales, con igual o mayor brutalidad que a los hombres.

De acuerdo a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) hasta el último recuento de la población penitenciaria realizado en mayo del 2016, en las prisiones mexicanas estaban recluidas 216 mil 831 personas, de la que 73 mil 392 eran mujeres, que en su mayoría sufrieron violencia y abusos por parte de las fuerzas federales, antes de ser recluidas.

El informe “Sobrevivir a la Muerte, Tortura de Mujeres por Policías y Fuerzas Armadas en México” de Amnistía Internacional, revela que la violencia sexual es una práctica habitual durante el arresto y el interrogatorio.

Es común que las mujeres sean detenidas durante arrestos colectivos y a su vez acusadas de delitos graves, bajo el argumento de ser novias de delincuentes y cómplices de actos delictivos, sin que existan pruebas sólidas que respalden esas imputaciones.

“La tortura, el abuso, la violación sexual y hasta el asesinato, son los mecanismos que utilizan las fuerzas del Estado para incriminar a las mujeres en actos delictivos”, dijo la criminóloga Samantha Valle, quien consideró que este sector es utilizado para aumentar las cifras de detenciones, y así las fuerzas federales demuestran que la lucha contra la delincuencia está dando resultados.

Entre las prácticas más comunes a las que se ven sometidas las mujeres incriminadas en actos delictivos, señala Amnistía Internacional, destacan “amenazas de violación, manoseo de los pechos y pellizcos en los pezones, violación con objetos, con los dedos, con armas de fuego y con el pene”.

 

Otros casos de tortura que se han documentado, por la CNDH y Amnistía Internacional, son las que tienen que ver con golpes en el estómago, la cabeza y los oídos, así como con semiasfixia y descargas eléctricas en los genitales.

Amnistía Internacional revela que la violencia sexual hacia la mujer es una práctica habitual durante su arresto e interrogatorio

En el 70 por ciento de los casos de aprehensiones de mujeres, éstas han referido la aplicación de tortura por parte de sus captores antes de ser presentadas ante el agente del Ministerio Público, y en un 28 por ciento existe la referencia de tortura estando ya a disposición de la autoridad investigadora, según una fuente de la Procuraduría General de la República (PGR).

Amnistía Internacional ha emitido una serie de recomendaciones al Gobierno federal, sin ninguna respuesta alentadora, para que cese la violencia y tortura contra las mujeres en México.

“Ordenar que se retire de inmediato a las fuerzas armadas de las labores de seguridad pública (…); reconocer públicamente la magnitud del problema de la tortura y los malos tratos en México, en particular el uso de la violencia sexual contra las mujeres, y transmitir un mensaje que indique claramente que estos actos ya no se tolerarán”, recomendó.

 

70 Por ciento de los casos de aprehensiones de mujeres han referido la aplicación de tortura antes de ser presentadas ante el MP

1,651 Carpetas de casos de mujeres que sufrieron tortura abrió la PGR en 2016

Violaciones que no se investigan

 

Sólo en el 2016, la PGR abrió carpetas de investigación de tortura en mil 651 casos de mujeres, luego de ser denunciada por las víctimas o sus familiares.

La cifra es notoriamente mínima si se considera que en al menos 71 mil 915 casos de mujeres recluidas hasta el 2016 había una manifestación de ese tipo.

De 100 casos de mujeres recluidas, que documentó Amnistía Internacional en prisiones mexicanas, 72 afirmaron haber sufrido actos de violencia sexual en el momento del arresto o en las horas siguientes, pero todas señalaron algún tipo de acoso sexual o abuso psicológico, incluidas amenazas e insultos misóginos y sexualizados.

 

Esta misma organización reconoce que la respuesta de la autoridad federal a estas violaciones de derechos humanos “ha sido sumamente desalentadora”, toda vez que la tortura y otros malos tratos continúan, y sus autores gozan de una impunidad casi absoluta, pese a mecanismos establecidos por el gobierno.

“La tortura, el abuso, la violación sexual y hasta el asesinato, son los mecanismos que utilizan las fuerzas del Estado para incriminar a las mujeres en actos delictivos”

– Samantha Valle Criminóloga

Víctimas de la guerra contra el narcotráfico

 

Se estima que durante la Guerra Contra el Narco las mujeres también han aportado una importante cantidad de víctimas, muchas de ellas inocentes, en la estadística oficial de decesos que registra el Gobierno federal.

Para la criminóloga Samantha Valle, del Consorcio Transdisciplinario de Investigación Secarsos A.C., el número de mujeres asesinadas durante este periodo de violencia en el país podría representar más del 32 por ciento del total que se registran a nivel nacional.

En lo que va del periodo de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, de acuerdo con las cifras oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), ya son 73 mil 360 los homicidios dolosos que se han registrado hasta julio pasado, en donde se estima, de acuerdo a la criminóloga Samantha Valle, que al menos 23 mil 435 de esas víctimas serían mujeres.

Aun cuando la instancia oficial, principalmente los gobiernos estatales, intentan frenar la tendencia al alza de las muertes violentas de mujeres a través de la declaratoria de Alerta de Género, esto no ha servido de mucho, señala Samantha Valle.

“De nada sirve la declaratoria si no hay una política eficiente que garantice la seguridad de las mujeres”, considera.

 

A la fecha ya son 14 los estados del país en donde los gobiernos locales han emitido la Alerta de Género, justo en donde con mayor intensidad se registra el combate oficial a los cárteles de las drogas.

“Lo que revela que el incremento en la muerte de mujeres que se registra en el país está directamente ligado a la Guerra Contra el Narcotráfico”, dijo la investigadora.

Para la criminóloga Samantha Valle, el número de mujeres asesinadas representaría más del 32 por ciento del total registrado a nivel nacional

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Most Popular

To Top